Blog

Warm Customer Engagement for Digital Financial Services

La percepción y el comportamiento: un análisis multicultural del ahorro

April 28, 2016

Posted by Christina Huntzinger

Escrito por Verónica Pugin, Latin America Relationship Manager

 

Estudiando las percepciones con respecto al ahorro

Las instituciones financieras suponen que cuando pensamos en “el ahorro,” todos tenemos la misma percepción que el ahorro =

  • Dinero depositado con frecuencia y no retirado de una cuenta bancaria que genera interés

 

En nuestra comunicación con miles de usuarios alrededor del mundo, nos hemos dado cuenta que esta percepción de la banca tradicional muchas veces no corresponde a la percepción de los usuarios de bajos ingresos. Las percepciones más comunes que hemos observado hasta ahora entre las comunidades de bajos ingresos que hemos encontrado indican que el ahorro =

  • Dinero efectivo
  • Ítems de valor que no son monetarios
  • Crédito
  • Fondos grupales

 

Estas percepciones varían entre países y regiones, con algunas más prevalentes en algunas comunidades que otras, pero más que todo, todas difieren de la percepción presumida por la banca tradicional. En algunas comunidades de usuarios de bajos ingresos, en especial en las áreas rurales, uno no se encuentra con el dinero en efectivo con tanta frecuencia como en los centros urbanos; por lo tanto, muchas veces la percepción del ahorro no es monetaria. A fin de cuentas, los usuarios tienen varias percepciones conectadas al “ahorro.”

 

Indonesia

 

Después de que se forma una percepción, esa percepción influye el comportamiento, de forma consciente o inconsciente. Aquí siguen algunas manifestaciones de comportamiento que resultan por causa de las percepciones del ahorro de los usuarios de bajos ingresos.

 

Estudiando el comportamiento con respecto al ahorro

 

El ahorro en forma de dinero efectivo

  • La percepción de usuarios: En varias comunidades, observamos que los usuarios perciben el ahorro como “dinero efectivo no gastado y guardado para más tarde.”
  • El comportamiento de los usuarios:
    • Colombia: En nuestras investigaciones, notamos que los individuos ahorran billetes y monedas en cajitas. Los individuos que antes no practicaban hábitos del ahorro consistentes muchas veces guardan el dinero efectivo en una cajita como primer paso hacia el ahorro, en vez de depositar en una cuenta bancaria.
    • Filipinas: Encontramos individuos que ahorraran billetes y monedas en una jarra en su casa. Los individuos sentían que el monto de su ahorro no era suficiente para depositar en una cuenta bancaria, así que la jarra servía como su manera de ahorrar dinero efectivo.
    • Rwanda: Es común que las mujeres ahorran dinero efectivo en sus casas. Para las mujeres en estas comunidades, es difícil encontrar dinero efectivo. Cuando sí lo encuentran, se fijan de ahorrarlo.

 

El ahorro en forma de ítems de valor que no son monetarios

  • La percepción de usuarios: En varias comunidades, hemos aprendido que el ahorro puede significar ítems que no son monetarios pero tienen valor o sirven como fuente para otra meta.
  • El comportamiento de los usuarios:
    • México: Algunos individuos y familias recogen ítems no monetarios que son insumos hacia su meta sin necesidad del dinero efectivo. Por ejemplo, la meta más común era ahorrar para comprar una casa. Los usuarios ahorraban para una casa por medios de ahorrar concreto y ladrillos que luego podrían usarse para construir una casa en vez de depositar dinero en una cuenta bancaria.
    • Filipinas: En nuestra investigación, aprendimos que ciertos individuos usan ítems de valor que no son monetarios para ahorrar. Es común usar la joyería, en especial oro, como medio de ahorrar valor en vez de depositar dinero en una cuenta bancaria.
    • Tanzania: Ciertos individuos ahorran ítems de valor que no son monetarios que se pueden vender más tarde cuando necesiten dinero efectivo.  Los ítems de valor que no son monetarios se perciben como medio de conseguir dinero, tal como tener dinero en una cuenta bancaria.

 

El ahorro en forma de crédito

  • La percepción de los usuarios: A veces, los usuarios perciben el crédito como una forma del ahorro porque se puede usarlo para alcanzar una meta o estabilizar los ingresos. Se necesita tener una “reputación de ser confiable” en la comunidad para conseguir ese crédito, tal como una calificación de crédito.
  • El comportamiento de los usuarios:
    • Paraguay: Aprendimos que el crédito informal se puede usar para metas de larga duración y también los gastos diarios. Por ejemplo, se puede conseguir un préstamo pequeño para comprar el almuerzo. Los usuarios trabajan para tener una reputación de ser confiable para poder obtener préstamos de otras personas. Esta reputación de ser confiable es un bien que les permite enfrentar choques en su ingreso y perseguir metas financieras.
    • México: En nuestra experiencia, aprendimos que el comportamiento de prestar dinero es una manera común de manejar las demandas financieras de corto y largo plazo. Asimismo, una reputación de ser confiable es un bien que protege a los individuos para poder tener acceso al crédito.
    • Tanzania: Aunque no es tan popular como antes, existen asociaciones semiformales de crédito y ahorro que les ofrecen a los participantes cuentas de ahorro y opciones de intercambio de préstamos. Es decir, se puede sacar dinero o sacar un crédito como una forma de intercambiar el ahorro. Las opciones de intercambiar préstamos se ven en paralelo como forma de ahorrar.

Tanzania

El ahorro en la forma de fondos grupales

  • La percepción de los usuarios: A través del mundo, los usuarios de bajos ingresos participan con frecuencia en grupos que juntan fondos como medio de ahorrar. Grupos de individuos organizan un fondo grupal en que cada persona contribuye su propio dinero y se rotan los beneficiarios.
  • El comportamiento de los usuarios:
    • Indonesia: La cultura indonesia valora los logros en comunidad, incluyendo el ahorro. Los grupos de ahorro no solo sirven para juntar fondos sino también como una actividad social en que los individuos disfrutan del tiempo juntos. Los usuarios también sienten que en caso de una emergencia siempre podrán juntar fondos de su comunidad porque tienen la confianza que se ha establecido entre los miembros del grupo de ahorro.
    • México: Es muy común que individuos participan en tandas (grupos de ahorro) en que el líder recoge una cantidad pequeña de dinero de cada persona semanalmente o mensualmente. Luego, se distribuye una suma agregada a cada participante cada semana o cada mes hasta que todos han tenido la oportunidad de recibir una suma agregada.
    • Rwanda: Para las mujeres, una manera más segura de ahorrar dinero efectivo es participar en una chama. Una chama es un grupo de diez a quince amas de casa que son amigas en una comunidad. Todas contribuyen una cantidad de dinero a la chama, y luego tienen que decidir quién será la beneficiaria del dinero cada mes hasta que todas han recibido una suma global. Cada beneficiaria tiene que devolver el dinero a la chama.

Mexico
Estos son sólo algunos ejemplos que hemos encontrado que muestran la diferencia entre las percepciones de la banca tradicional de las instituciones financieras y las percepciones de los usuarios de bajos ingresos con respecto al ahorro. En Juntos, invertimos recursos en entender esta diferencia de percepciones para guiar y diseñar nuestras conversaciones bidireccionales para nuestros usuarios. Comprender las percepciones de los individuos es el primer paso para poder comprender la gente y su comportamiento, que es fundamental para cualquier esfuerzo para promover cambios positivos en cualquier grupo o un individuo.

Learn More

For more information, please fill out the form below and we'll contact you.